Cantabria, más que un paraíso gastronómico en Las Corts

Por Ferran Martínez-Aira con fotos de Jaume Boix

Cuando piensas que en gastronomía ya lo conoces casi todo, un día descubres que Restaurante Cantabria, Tenor Masini 96 en el corazón de Les Corts, es más que un paraíso para paladares exigentes. Con la calidad contrastada de todos los productos y un esmerado servicio como cartas de presentación, tal vez lo más sorprendente sea la factura que abonas después de comer como un cura, como un rey o si apelamos a la casta tras chuparse los dedos con unas gambas de Palamós o unos percebes recién llegados de As Rías Baixas.

El equipo de que capitanea Àlex Iglesias como jefe de sala, secundado por Illimani, con Roberto como chef e Isidro de ayudante, desembararon en Tenor Masini el pasado mes de diciembre. Cantabria puede albergar unos 34 comensales, con la particularidad que tiene habilitados dos comedores más íntimos para grupo de cuatro o seis personas.

La estrategia que ha implando Àlex y su eficaz tripulación durante estos escasos cinco meses de navegación, y rumbo acertado, ha sido dar un trato personalizado al cliente: Poco trabajo y bien hecho. Su máxima: Conquistar a los comensales ofreciendo aquel servicio de antes. Cantabria desprende una apacible tranquilidad desde que franqueas la entrada. Si tienes urgencias, no podrás apreciar todos los encantos culinarios que recibes en el 96 de Tenor Masini, al que Barcelona dedicó una calle tras su desaparición en 1986.

En el menú que sirven al mediodía de martes a viernes por 17,80 euros puedes encontrar como primeros: desde chipirones en su tinta, guisantes de Llavaneres, sopa de pescado, alcachofas con jamón serrano y de segundos, desde merluza fresca, entrecot o una paella que te transportará a la que hacía la abuela con los cinco sentidos y el secreto de sofrito a buen recaudo. El horario abarca desde las 13 h. hasta las 16 h. y además sábados y domingos disfrutas de jazz en directo de 13 a 15 horas. No hay menú pero los precios son asequibles por la calidad de lo que llega a la mesa. Vamos que lo pagas a gusto.

Si eliges cenar en Cantabria también habrás acertado. Por la noche (20 a 23 horas) se puede optar por un menú de 30 euros, a base de un pica-pica de gambas al ajillo, pimientos de padrón, surtido de ibéricos con pan de coca y chipironcitos. Para seguir con un segundo al gusto entre: Mariscada, parrillada de pescados o entrecot de 300 grs. La bebida va a parte pero el cava de la casa brut nature (14 euros) es excelente.

Los postres caseros: Tarta strudel de fresa y manzana, acompañada de sorbete de mango o el coulant son indecentemente buenos y conformarían casi el final de nuestra ópera gastronómica en Tenor Masini, 96. Pero si todavía no estamos suficientemente convencidos que una visita al Cantabria de Les Corts es obligada, de la mano de Àlex Iglesias vamos a esgrimir diez razones para no perdernos este homenaje gastronómico:

1-En Cantabria de Tenor Masini, 96 prioriza por delante de todo el cliente. 2.-Se come lo que sale del mar cada día. 3.-Nunca faltan percebes o nécoras o el arroz de centolla o el arroz de bogavante o arroz de buey. 4.-Sus mariscadas o pescados al horno como el bacalao confitado, la merluza o el rodaballo son toda una creación de buen gusto que llevan el sello de Roberto.

5.-Si optamos por las carnes como el garrí al horno también encontraremos el punto exacto de testura. 6.-No hay que marcharse de Cantabria sin saborear los postres caseros como la tarta strudel de fresa y manzana acompañada por un delicioso sorbete de mango.7.-Los precios de la bodega (vinos, cavas y licores) mantienen un equilibrio acorde con el resto de productos de la casa. Y muy importante: llegan a la mesa a la temperatura idónea. 8.La distribución de las mesas permite disfrutar de un ambiente agradable y si se busca más intimidad se puede reservar dos espacios para cuatro y seis comensales respectivamente.

9.-La experiencia de Roberto, el chef, se observa desde el propio comedor y se manifiesta en los platos que llegan a las mesas, impecablemente presentadas. 10.-Cuando sales por la puerta la reflexión es inmediata: Volveré al Cantabria de Les Corts porque les diré a mis amigos que he descubierto algo más que un paraíso gastronómico.

Cantabria Restaurant-Marisquería -calle Tenor Masini,96 (junto a Avda. Madrid) Barcelona

Reservas: Tel 93 7979570 o rodana859@gmail.com

http://www.restaurantecantabriacatering.com

Parking propio

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s